Bodega

Con presencia en Menorca desde los años 70, la familia Solano Molins se instaló en el año 2000 en la finca Cugullonet Nou de Sant Climent, en el sureste de la isla.

La finca se caracteriza por un terreno calcáreo muy pedregoso donde en 2003 plantaron 2 hectáreas de viña con Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah, Tempranillo y la variedad blanca Chardonnay. En 2012 plantaron media hectárea más de Chardonnay, y en 2020 1 hectárea de Premsal blanco.

La comercialización del vino se inició en 2008, buscando siempre un alto nivel de calidad durante el proceso de elaboración, respondiendo a una afición gastronómica y con la voluntad de integrar esta cultura en la tierra menorquina.

Actualmente el Celler Solano de Menorca tiene una producción artesana y limitada de unas 13.000 botellas/año.